Archivo diario: 18/11/2010

Estelas químicas por un avion militar cisterna KC-10


El video muestra a un avión dejando estelas químicas repartidas en Canadá por los inyectores. El material de archivo es la prueba irrefutable de un chemtrail y la operación clandestina de un piloto valiente para mostrar al público con el fin de demostrar que las estelas químicas son reales. El “humo” que podemos ver no es un combustible de dumping, ni una estela de condensación. Las estelas químicas, de hecho, es iridiscente también.


Me gusta el equipamiento.  Por cierto,  el video lo grabó mientras volaban sobre Canadá. Gracias por la traducción del video para que más gente va a entender lo que está pasando. Voy a publicar más ” .

cuenta USAFFEKC1O acaba de ser cerrada. Esto confirma que la otra persona quedó presa, le robaron  sus datos de acceso “(otro militar o uno de los acosadores) y escribieron tonterías de cada vídeo copiado por el de Internet: estas acciones vienen claramente del personal de YouTube. Nunca he visto algo así antes, de verdad! La gravedad y veracidad de las imágenes se ve reforzada. Vamos a difundir por todas partes!

 

Fuente

 


Llega la Pildora Que Nos Vigilara Desde Dentro


La farmacéutica Novartis AG, con sede en Suiza, planea en los próximos 18 meses obtener la aprobación regulatoria para la producción de una tableta con un chip electrónico instalado, haciendo realidad el concepto de medicinas ‘inteligentes’, informa Reuters.

Inicialmente se planifica utilizar uno de los fármacos que ya se usa para el tratamiento de pacientes de trasplante con el fin de evitar el rechazo de los órganos, pero la compañía espera ampliar la aplicación de la tecnología a otros medicamentos.
A principios de este año Novartis AG adquirió por 24 millones de dólares la tecnología de instalación del chip en la tableta, desarrollada por la empresa californiana Proteus Biomedical.

Al llegar al estómago del paciente, estos chips biotecnológicos se activan por medio del jugo gástrico y envían una señal a un emplasto pegado a la piel del paciente. Este emplasto podrá transmitir los datos al smartphone o a Internet para el doctor.
Como afirman los desarrolladores, esta tecnología permitiría no solamente controlar si el paciente tomó la medicina a tiempo y en la dosis prescrita, que es sumammente importante para el tratamiento de algunas enfermedades, sino también recoger datos del funcionamiento de los sistemas de su organismo y comprobar que el fármaco ejerce un efecto normal.
Los especialistas no necesitarían pasar todo el ciclo de pruebas clínicas del nuevo tipo de medicamento, porque los chips se instalan en los fármacos ya aplicados. Sin embargo, existe todavía un problema que queda fuera de la competencia médica: la cuestión de la seguridad informática.
Los datos médicos personales de los pacientes deben ser protegidos ya que se transmiten desde dentro de sus cuerpos vía inalámbrica o Bluetooth y hay que asegurar que nadie, salvo las personas asignadas como el doctor, no tengan acceso a ellos. Además, no se garantiza que una tecnología así no pueda aplicarse para otros objetivos.


Fuente